miércoles, 2 de noviembre de 2011

Fabada asturiana

¡Aquí estoy otra vez! No me he ido de puente, ni de fin de semana. Pero con lo de no tener internet, como un día de me olvide la cámara en casa... ni entrada ni nada de nada. Así que hoy me aseguré de meter cámara, cable y lápiz de memoria en el bolso.
La receta de hoy va destinada al concurso de "Caris... nosotros también". Ya la tengo desde hace un tiempo y como me despiste un poco más... se me pasa.
Este mes el anfitrión es Tito ¡Qué alegría me dio cuando vi su propuesta! Tenía tantas ganas de comer una buena fabada... Si puso la receta el viernes, el sábado la pude ver en el móvil, y el domingo ya estaba relamiendo el plato. Además era una de mis próximas entradas. Como buena asturiana no podía faltar.
¿Cuál es el único "pero"? Como la fabada la hizo mi cari, a día de hoy sigo sin haber hecho una fabada en toda mi vida. Shhhhhhhhh, no se lo digais a nadie. Es que está tan rica la de mi mami que... para que me iba a molestar.
¡Verguenza debería de darte!
Pues sí, me la da.

Pero a día 2 de noviembre, me hago el propósito de hacer una fabada antes de que acabe el año. Y cuando la haga editerá esta entrada con la foto. Para no aburriros con tanta entrada.



Ingredientes (para 4-5 personas):
  • 500 gr de fabes.
  • 3 chorizos.
  • 3 morcillas asturianas.
  • 1 buen trozo de tocino.
  • 1 buen trozo de lacon.
  • 2 hojas de laurel.
  • Sal (opcional).
Elaboración:
  • Ponemos las fabas a remojo en una cazuela con agua durante 24 horas.
  • En un bol aparte ponemos a remojo el lacon para desalarlo. Lo dejamos también hasta el día siguiente.
  • Al día siguiente ponemos las fabas en una cazuela y cubrimos con agua, que sobrepase un dedo. Y echamos encima los chorizos, las morcillas, el tocino, el lacon desalado y el laurel. Removemos para cubirlo todo de agua y ponemos al fuego.
  • A fuego medio-alto, sin tapa, esperamos hasta que empiece a hervir.
  • Una vez que rompa a hervir, ponemos la tapa y bajamos el fuego. Dejamos cocer al fuego bajo durante un par de horas, lo que pida la faba para estar tierna.
  • Si vemos que comienza a hervir echamos un poco de agua fría. Es lo que se llama asustar a las fabas.
  • Iremos probando de vez en cuando, cuando estén listas rectificamos de sal si fuera necesario. Nosotros no solemos echarle sal, porque el compango ya es lo suficientemente salado. A nuestro gusto claro.
  • Sacamos los chorizos, las morcillas y cortamos en rodajas. La morcilla más grande para que no se deshaga. Sacamos el lacon y el tocino y cortamos en pedazos.
  • Lo volvemos a echar a la olla, acomodamos con la cuchara de madera y lo dejamos al fuego otros 1 minutos. ¡Lista!
Yo soy muy impaciente y en casa no esperamos al tercer día. Dos días para el remojo y porque no queda otro remedio. Es cierto que queda mejor de un día para otro, pero como hacemos calderadas pues... al día siguiente... ¿repetimos?
Tito nos propone acompañarla de un buen tinto. Yo, espero que me deje discrepar esta vez y acompañarla con una botellina de sidra.
He intentando etiquetar esta entrada y no sabía donde meterla, porque todavía no tengo muy definidas todas las etiquetas. Así que, gracias a la propuesta de Tito he pensado hacer una categoría con comida asturiana. Cosa que me encanta, así que...

¡Gracias Tito! ¿Brindamos con un culín de sidra simbólico?

7 comentarios:

  1. Yo este mes voy con un retraso para el concurso de los caris que no veas. Este fin de semana nos hace falta meterle mano al tema, que no llegamos. La de tu cari me parece genial. Suerte en el concurso. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Síííí, síí´, con una botellina de sidra mejor, qué buena receta para esta estación.

    ResponderEliminar
  3. Anaaaaaaaaaaaaaaaa!!! pero buenooo!!! como es eso de que no has hecho ni una fabada...? jajaja!!!! pues venga que ya te lleva ventaja tu cari eh!!! :)))) que por cierto, le ha quedado estupendísima!!! así que mi enhorabuena y mis felicitaciones para tu cari por esta rica y deliciosa fabada!!! Ah! y lo de la sidrina......... genial eh! que me pirra también, lo que pasa que yo a la hora de acompañar todos los platos tipo "potes" soy muy clásico y siempre acabo con vino tinto y gaseosa muy fría! pero nada mejor para acompañar una fabada que una buena sidrina!!!

    Y esa etiqueta nueva que has creado... todo un lujazo! ahora........ a llenarla! jejeje!!!

    Muchísimas gracias de nuevo por esta deliciosa aportación al concurso de los caris Ana!!!

    Que tengáis una maravillosa semana!!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues sí que tiene buena pinta! yo la hago con un refrito primero, pero para que la haga el cari, le voy a decir que siga la receta de Tito, que es el colmo de la sencillez. A ver si se pone esta semana, que vamos un poco retrasados. A tu contrario le ha quedado perfecta, así que felicítalo de mi parte.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Lidia, yo este mes el primer día la hice pero... entre una y otra... casi no llego! Yome apuntaba a hacerla este fin de semana también, que rica! Un beso! Y suerte!

    Loly! Qué ganas ya de algo calentito, eh? Me encanta el verano, pero un platito así se echaba de menos ya. Un beso!

    Tito! Verguenza me debería de dar, lo sé! Pero no sé, es de estas cosas que sabes que tienes que hacer un no acabas de hacer nunca. Pero este año lo soluciono en un montón.
    Y es que la sidra, tira mucho la tierrina, pero vamos que con sidra, tinto o lo que sea! Gracias a ti por esa propuesta, que fue verla y... yo creo que aplaudí con las orejas. A ver si hay suerte, un besazo!

    Rocío! En casa la verdad que la hacemos sin refrito ni na, ahí a pelo, jajaj, pero con un refritillo tiene que estar buenísima. Felicitaré a mi cari de tu parte :), suerte para el concurso! Un besote!

    ResponderEliminar
  6. que fabadita más rica madre !!!

    Suerte

    ResponderEliminar
  7. Gracias! Me relamo otra vez de verla :) Suerte para vosotras también! Un beso!

    ResponderEliminar