martes, 31 de enero de 2012

Lubina o dorada al horno

Yo no sé si así estoy estropeando un pescado o si se ha hecho de esta forma desde tiempos inmemoriales. Pero es como lo hago en casa y me encanta.
Digo esto porque como siempre he escuchado: lubina a la espalda, dorada a la sal... Y yo no lo hago de ninguna de la dos...
Pues bien, esta es mi receta particular para la lubina o la dorada. Es con los pescados que más me gusta, y me gusta muuucho. Es sencilla y... para mí muy rica, ¿para vosotros?
Las medidas las he calculado aproximadamente porque la lubina era más pequeña de lo que pensaba, me quedaba poco vino... pero en fin, tampoco es muy relevante para esta receta porque depende de cuanta "chicha" queramos. Como en casa los hay menos aficionados al pescado que otros, procuro echar "chicha" en condiciones.
Vamos allá.


Ingredientes:
  • 1 lubina o dorada.
  • 4 patatas pequeñas.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • El zumo de medio limón.
  • 60 gr de vino blanco.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • Perejil.
Elaboración:
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Lavamos el pescado. Ni lo abrimos ni nada porque, con todo el morro, ya le hemos dicho al pescadero que nos lo ponga para la espalda. Reservamos.
  • Ponemos a calentar a fuego medio una sartén con una cucharada de aceite.
  • Picamos la cebolla y los pimientos en juliana. Lo echamos en la sartén, y sofreímos, a fuego medio, durante unos 10 minutos aproximadamente. Vamos moviendo de vez en cuando para que no nos queme.
  • Mientra, pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en panadera. Freímos en la freidora, y sacamos, cuando todavía les quede un poco para estar listas. Cuando estén aún "algo blanquitas".
  • En una fuente apta para horno colocamos las patatas (yo siempre había salado las patatas "de verdad" antes de freírlas, ayer me explicaron la importancia de salarlas después). Encima de la cama de patatas, colocamos el pescado y salpimentamos.
  • Cubrimos con la cebolla y los pimientos. Echamos el chorrito de vino y el jugo de limón. Y espolvoreamos con el perejil picado.
  • Hornemos durante 20 minutos aproximadamente. Sacamos y servimos.

Espero que os guste tanto como a mí. ¡Feliz martes!

10 comentarios:

  1. Una receta muy buena y en el horno es bien sana.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Estoy super a favor de desta receta. Es super facil y esta super rica. Yo la hago con todos los pescados al horno, me sabe rica con con todo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo diga el catador de pescado y mariscos es un honor para mí :) Muaaaa chiki!!

      Eliminar
  3. Hola Ana,

    A mi también me gustan las doradas y lubinas, y así al horno resultan una cena muy sana y muy rica. Por cierto, pronto tendré que ponerla en práctica porqué con tanto dulce no habrá quien quepa en el bañador.
    Un abrazo,
    Mariall

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj, la verdad que con el frío nos liamos con el dulce pero... no queda na pal verano, en nada se nos echa encima. Yo voy a ponerme el propósito de hacer algo sano también todos las semanas que si no... :) Un besazo Mariall!

      Eliminar
  4. es como más me gusta el pescado!!!al horno y suelo hacerlo muy parecido al tuyo, queda delicioso!!!besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia!! La verdad que siempre tuve miedo de estar cargandome el pescado, porque de pescado no tengo ni idea de como se hace cada uno. Así que eso me tranquiliza :) Un beso!

      Eliminar
  5. Es que así te quedó divino, me encanta, yo tambíen lo hago así más o menos, una delicia! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nieves! A mí me encanta, ligerito y facil :) Un besazo!

      Eliminar