viernes, 22 de julio de 2011

Pimientos rellenos de marisco con timbal de patatas

Rellenos de marisco, de carne, de tortilla de patata... Están buenísimos de todas formas, pero vayamos por partes. Esta vez toco de marisco porque fue lo que encontrá por la cocina para apañar la cena.
Con estas cantidades me salieron 9 pimientos (los que venían en la lata) y 5 empanadillas (no quería abrir otra lata de pimientos para no acabarla). Las empanadillas llevan menos relleno... así que saldrán unos 12.
Y después de estas aproximaciones de viernes, que se nota que estoy un poco espesita ya, cosas del cansancio de la semana, vamos con la receta.


Ingredientes:
 Para el relleno:
-      1 lata de pimientos del piquillo enteros.
-      1 ajo.
-      1 cebolla.
-      ½ pimientos rojo.
-     1 lata de mejillones al natural (para el relleno eché sobre 10-12, el resto los usé para la salsa).
-      6 palitos de cangrejo pequeños (surimi).
-      50 gr de gambas.

Para la bechamel:
-      1 vaso de leche.
-      1 cucharada de harina.
-     El resto de los mejillones. Esta vez la hice con mejillones. Podemos darle el sabor que queramos añadiéndole lo que más nos guste.

Para el timbal:
-      Una patata grande.
-      1 chorrito de nata líquida.
-      Un poco de la bechamel.

¡Para todo!:
      -      Sal, aceite de oliva y pimienta.

Elaboración:
-      Para preparar los pimientos picamos finamente el ajo, la cebolla y el pimiento rojo. Sofreímos. Cuando esté listo, al cabo de 10-15 minutos a fuego suave añadimos las gambas troceadas, removemos un poco hasta que se hagan las gambas y añadimos los mejillones y el surimi, todo troceado. Damos un par de vueltas y dejamos reposar.
-      Ya tenemos el relleno de los pimientos listo, ahora solo queda rellenarlos con él.
-      Para la bechamel de mejillones echamos una cucharada de aceite en la misma sartén del relleno, cuando esté caliente echamos la harina y dejamos freír. Añadimos la leche y los mejillones troceados, salpimentamos al gusto y removemos hasta que espese. Para la bechamel se suele echar también un poco de mantequilla pero yo no tenía. Ya tenemos la salsa lista. Cubrimos los pimientos con ella (reservando tres cucharadas) y los dejamos a fuego muy bajo para que coja el sabor. Mientras hacemos el timbal.
-       Para el timbal, cortamos las patatas como patatas panadera. Las colocamos en una fuente de horno sobre aceite de oliva, echamos sal por encima, otro poquito de aceite y al horno a 200 º durante 30 minutos aproximadamente. Hasta que estén blanditas y algo doradas.
-      Las sacamos y escurrimos el aceite. No hace falta esmerarse mucho, basta con cogerlas con un tenedor dejando el aceite en la fuente.
-      En un bol mezclamos las patatas con la bechamel que habíamos reservado y el chorro de nata. Echamos sal al gusto. Mezclamos bien y volcamos en moldes para muffins de silicona (lo que pillé a mano). Vale cualquier molde redondo, la silicona va muy bien porque no se pega nada. Con estas cantidades me dio para dos timbales. Metemos en el horno al máximo durante diez minutos, sacamos y desmoldamos en el plato.
-      Ahora sólo queda emplatar. Colocamos los pimientos con un poquito de salsa por encima, y al lado el timbal de patatas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada