miércoles, 29 de febrero de 2012

Saquitos de marisco en salsa de gambas

Allá por el año 2008 dos chicas asturianas, se adentraban en la oscura noche madrileña en busca de algún sitio para cenar. ¡Cómo iban a saber que aquello no era cómo Gijón!, donde te entra la gusilla a las 11 de la noche y puedes comer en cualquier sitio. Caminaron y caminaron (dos manzanas más o menos) y se metieron en el primer sitio que vieron abierto, para no repetir Mcdonald's como la noche anterior.

¡Pero si esto es un chino!
Sí, es un chino, pero vaya categoría, ¿no?
Yo es que... nunca comí en un chino, me da un poco de respeto...
Ya... pero es que si queremos cenar no nos va a quedar otro remedio.
¡Uy! ¡Si ahí hay una pecera con bugres! (Ojos saliéndose de las órbitas) ¡Vaaaamoooos!

¡Y comí genial! Sí, una de las asturianas era yo, ¿a que no lo habíais adivinado? Y la otra mi grandísima amiga Paloma. ¡Qué bien nos lo pasamos! Y cenamos genial. Eso sí, para el bugre no nos llegó, pero para regar la cena con un buen Albariño, ¡anda que no!

Cenamos una ensalada, unos saquitos de marisco y... el postre no lo recuerdo... Pero esos saquitos de marisco me quedaron en la retentiva hasta hoy. Hasta hoy que les voy a dar salida, porque el reto de febrero de Film & Food trata de comida oriental, más concretamente de una receta oriental con algún ingrediente de temporada. Así que, como tengo tan buen recuerdo de esta receta, o dejo mi propuesta, un saquitos de marisco, ¿y el ingrediente de temporada? El puerro. La receta es de Gastronomía & Cía.

Espero que, aunque no os teletransporte al 2008 (que no estaría nada mal), os guste tanto como a mí.

Y Paloma, espero que te haya gustado esta dosis de recuerdos. Me he reservado el derecho de transmitir la esencia de nuestra conversación pre-chino, aunque las palabras fueran otras. Y tengo que decirte, aunque rompa la magia del momento, que... después de comer en unos cuantos japoneses en estos 4 años, podría asegurar, que aquello ¡era un japonés! Así que tenemos pendiente nuestra cena-china (vale que me hagas unos rollitos de primavera, jaja).


Ingredientes (para cuatro personas):
  • 4 ó 8 hojas de pasta brick o pasta philo.
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida.
  • 1/2 paquete de gambas peladas congeladas.
  • 3 puerros.
  • Dos lomos de rape.
  • 6 barritas de surimi.
  • 2 cucharadas de harina.
  • 1/2 vaso de leche.
  • Una pizca de nuez moscada.

Para la salsa:

  • Un par de cabezas de gambas.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 tomate pequeño.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 chorrito de coñac.
  • 1'5 cucharadas de maicena.
Elaboración:
  • Empezamos preparando la salsa. Para ello salteamos en una cazuela pequeña, con aceite de oliva, los dientes de ajo aplastados, pero sin pelar. Cuando empiecen a tomar color añadimos las cabezas de gambas, el laurel, la cebolla cortada en cuartos y el tomate en gajos. Sofreímos bien aplastando las cabezas para que suelten toda la sustancia. Añadimos el chorrito de coñac, salpimentamos y dejamos reducir. Añadimos dos vasos de agua, bajamos el fuego y cocemos media hora.
  • Mientras preparamos el relleno. En una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva salteamos el puerro picado pequeño. Cuando empiece a tomar color añadimos el surimi troceado, las gambas peladas sin descongelar, y los lomos de pescado, picados a mano no muy pequeños. Salpimentamos y dejamos sofreír hasta que el pescado esté hecho.
  • Transcurrido este tiempo añadimos las dos cucharadas de harina, la nuez moscada y rehogamos bien para que no sepa a crudo. Vertemos la leche y mezclamos todos los ingredientes. El resultado será una mezcla espesa. Reservamos.
  • Colocamos la salsa de gambas en un chino, presionando bien para que las verduras y las cabezas suelten todo su jugo. La salsa que obtengamos la ponemos en otro cazo a fuego medio y disolvemos la maicena, batiendo bien para que no queden grumos. Si nos quedan grumos pasamos por la batidora. Reservamos.
  • Sacamos las hojas de pasta brick de la nevera justo en el momento de utilizarlas, porque si no se secan y pueden romper. Colocamos una o dos hojas y pincelamos con la mantequilla derretida (o aceite) para que sean más maleables. Colocamos dos cucharadas del relleno en el centro de las hojas y cerramos para formar un saquito. Atamos con cebollino o con un poco de puerro escaldado.
  • Hacemos lo mismo con el resto del relleno y colocamos en la bandeja del horno forrada con papel vegetal. Horneamos a 210º unos 10-15 minutos, hasta que tomen color.
  • Servimos los saquitos acompañados de la salsa de gambas.

24 comentarios:

  1. Me encantan estos saquitos, solos, o como guarnición de un plato de pescado.
    muy bueno!!
    laura
    Cocinando hacia los picos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura. Me quedo con tu idea y lo probaré como guarnición! :)

      Eliminar
  2. Que ricos y que bonitos quedan para cuando tenemos invitados. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que dan un poquito de trabajo, pero quedan tan bonitos :) Gracias Carmen! Un beso!

      Eliminar
  3. Que ricos y que buena pinta tienen. Como siempre te digo las fotos preciosas.

    Un beso,

    Mariall

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mariall, lo de las fotos es por el paisaje de fondo tan bonito, si no estoy perdida, jajaj. Un besito!

      Eliminar
  4. Umh deliciosos no hay quien se resista :)
    Besos http://recetasde2.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. mmm....que rico!
    Yo los hago con verdura y carne, tengo que probar esta version.
    Besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala! Así que los haces con verdura y carne y no me habías pasado la receta? Te vas a enterar tu :P Un besazo Dani!

      Eliminar
  6. Mi iña. qué ricos!!! Qué bonito el paisaje de las fotos. Bs

    ResponderEliminar
  7. Que ricos y que bien te han salido, yo cada vez que intento utilizar la pasta filo se me rompe.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me pasó Lola, tuve que armarme de paciencia. Creo que para la próxima buscaré pasta brick, que por lo que he leído es un poquito más consistente. Un beso!

      Eliminar
  8. Unos saquitos caseros con un relleno delicioso!!! Estupenda propuesta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buenos y crujientes!!! perfectos!!!! besotes

      Eliminar
    2. Me alegro de que te gusten Silvia! Un besote!

      Eliminar
  9. Ana que sacos más ricos niña, y para veros por un "bujerin" en el chino, jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, la verdad que lo pasamos como los indios, unos recuerdos estupendos me han traído. Un beso chicas!

      Eliminar
  10. Qué buena pinta tienen Ana, te felicito por tus saquitos orientales.
    Os recomiendo el restaurante oriental lah! donde los hacen muy parecidos a los de Ana pero con forma triangular, y me inspiré además para otras recetas que estoy intentando copiarlos para mis invitados ;)
    http://www.restaurantelah.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que me suena ese restaurante Laura, le echaré un vistazo. Muchas gracias por la sugerencia!

      Eliminar
  11. Ana, unos saquitos estupendos.
    Me gusta mucho como te han quedado.
    Besos

    ResponderEliminar